fbpx

 Marketing Galáctico y + Humano

MARKETING BLOG_By Pat Carrasco

BLOG

Mi hija ya sabe nadar (regulinchi)

Mi hija ya sabe nadar

INDICE DE CONTENIDOS

Feliz 2022 De verdad que deseo que este año te traiga todo eso que necesitas, incluso sino lo has deseado o no te has atrevido a pedirlo de lo grande que te parece.

No quiero darte envidia pero te escribo desde una tumbona en Lanzarote, a unos 30 grados y en bikini mientras miro a mi hija chapotear en una piscina en la que no hace pie.

La veo nadar y no se hunde, avanza lenta y de forma aparatosa pero avanza. Lleva ya un año y pico en la extraescolar de natación pero la técnica no mejora.

Tampoco es que me preocupe, tiene casi 6 años y toda la vida para nadar, y es que además hace unas semanas fui de madre voluntaria a echar una mano a sus clases de natación y pude observar lo que le sucede a mi hija: le puede la vida y se dispersa mogollón.

Allí estaba yo, observando a las y los peques tirarse a la piscina y nadar, algunas de forma casi marcial, otras con miedo y otras como mi hija de forma distraída. “Mira mamá mi churro es de color amarillo” me gritaba mientras tragaba agua a mansalva, o la vi nadar en dirección contraria a la que debía porque una de las boyas de la piscina tenía forma diferente al resto. Como te digo, le puede la vida.

Y de esa experiencia extraje varios aprendizajes para mi…

El foco es básico para alcanzar objetivos  #1

Seguramente el único objetivo de mi hija en la piscina es disfrutar y jugar, y ya me parece bien, ya tendrá tiempo de otras cosas. Pero obviamente hay objetivos que son complicados de conseguir a la vez, por ejemplo: jugar con las amigas y explorar cada rincón de la pisci parece no poder llevar a un aprendizaje de la técnica para nadar con la metodología que utilizan el las clases de natación de mi hija.

Y en general es así, conseguir varios objetivos y tratar de hacerlos a la vez y en paralelo te lleva a perder el foco. Y el foco es el 50% del éxito.

Sin tener claro cuáles son los objetivos el foco no vale #2

Mi hija tiene claro a qué va a sus clases de natación: a divertirse y jugar. Y yo tengo claro que va a aprender a nadar. Objetivos claramente no compartidos. Por eso ella le presta una atención muy moderada a la monitora, que se esfuerza para que además de juego haya aprendizaje.

Mi hija tiene clarísimo su objetivo y está claramente enfocada a él. Si tienes una empresa o emprendimiento puedes divertirte y generar negocio, pero ojo con no marcar objetivos de negocio o de diversión porque tal vez acabas como mi peque, nadando en dirección contraria al objetivo que tienes en la cabeza.

Be water, my friend #3

La flexibilidad amable y realista es la que te va a llevar al objetivo de largo plazo. Esto lo aprendí de mi hija: cuando le recriminé su falta de atención ella me contestó “tengo todo el año mamá”

Y cuanta razón tiene, ella es amable con ella misma y sus 2 objetivos principales (divertirse y aprender a nadar)

En estas épocas del año todas/os estamos definiendo acciones, objetivos y planes… Parece que el 1 de enero tiene algo de mágico y todo lo cambia.
Si quieres trabajar tu foco y tus objetivos primero te recomiendo que definas tu punto de partida, que te hagas la foto de dónde estás ahora.

Y para ello te dejo un post de blog que he preparado para que lo hagas de forma rápida y sencilla.

Los básicos para analizar tu negocio

Gracias por haber llegado hasta aquí y este año mi objetivo principal y al que quiero ponerle todo mi foco es este: conectar más contigo.

Un abrazo fuerte,

Pat & Las Cosmonautas

Scroll al inicio